febrero 21, 2024

En el juego de la política por Carlos Hernández Páez

0

Este exhorto no parece haber sido ni consultado ni mucho menos acordado con los sectores tradicionales de la oposición a los cuáles y por acuerdo previo establecido como condición en la primaria también representa.

Aciertos e incertidumbre.

Consideramos un acierto el llamado hecho por María Corina Machado, MCM, a «una gran alianza nacional», en un discurso sosegado y muy bien estructurado. En él, se llamó a las bases de la sociedad venezolana, lo cual es absolutamente necesario y conveniente, sin embargo, no se aludió a los movimientos y a los partidos políticos. Posteriormente, dentro del mismo discurso, se exhortó a la suspensión del referéndum consultivo sobre el Esequibo promovido por la Asamblea Nacional.

Este exhorto, no parece haber sido ni consultado, ni mucho menos acordado con los sectores tradicionales de la oposición a los cuáles y por acuerdo previo establecido como condición en la primaria, también representa. Esto resulta en una incertidumbre, puesto que no nos queda claro si el apoyo será sólo con respecto a su candidatura como un acto aislado o por el contrario, como todo el entramado de acción política que acompaña cualquier proyecto electoral. Por otro lado, parecería coherente con el llamado a la «gran alianza nacional» que asuntos de vital importancia como éste, sobre todo, en una articulación de estrategia electoral, sean consultados, debatidos y acordados en el seno de esa coalición con los partidos políticos tradicionales de oposición, quienes suscribieron el compromiso en la primaria.

Si consideramos las declaraciones de Manuel Rosales e incluso según sus palabras, representando la postura de la plataforma unitaria, se crea una gran incertidumbre puesto que el gobernador del Zulia se pronunció en favor de asistir a la consulta. En un artículo anterior sugerimos que la oposición debía tomar una actitud distinta a la admitida durante los pasados 24 años de reacción instintiva y valorar cuáles son sus alternativas. Creemos que lo sensato y así lo asomamos, es participar, con la finalidad de evitar que el discurso de los patriotas y los antipatriotas, buenos y malos; posterior al evento, copara la escena. Con la asistencia tampoco se le permitiría al gobierno poder contarse, ni valorar su capacidad de movilización al día de hoy, así como endosarse el número total resultante de los votos.

Y, como nos gusta arriesgarnos, (ya lo hemos hecho anteriormente saliendo airosos) nos atrevemos a predecir que la asistencia del próximo domingo será masiva, de al menos unos 5 millones de votos, puesto que, son pocos los factores de la vida política nacional que no se han sumado al llamado del referéndum en defensa del territorio Esequibo. Para el gobierno, nos parece que esto no le es conveniente, ya que no sólo estarán sus acólitos en esos números.

No sería una victoria numérica que reclamar por más que así lo quieran hacer ver después. Por otro lado, no somos muy entusiastas con lo indemne o no que pueda salir MCM con un resultado semejante, sobretodo, luego de su llamado, que inconvenientemente ha coincidido con la postura oficial de Guyana. En todo caso, asistiendo o no, creemos que fue una gran «incertidumbre» que de las filas de la oposición tradicional no se saliera con una decisión y una postura única sobre la consulta.

Rumores trigaleros

En el mundo de la política se escucha que el movimiento Cambio en Paz, liderado por un  grupo de alcaldes entre quienes destacan, Elias Sayegh y Josy Fernández, y por otras destacadas personalidades, entre las cuales se encuentra el afamado comunicador, Juan Carlos Fernández, en el Zulia; está siendo recibido con mucho entusiasmo por representar a una corriente con personas que gozan de gran simpatía y credibilidad.

Se esperan nuevas incorporaciones importantes en los próximos días y nace como un proyecto con ideas claras, que promueve la participación ciudadana, el crecimiento orgánico desde las bases, la descentralización, el federalismo y el respeto por las libertades. Se autodenomina de centro y afirman que apoyarán a la candidatura unitaria dejando en claro su carácter opositor a las políticas del gobierno actual. Muy apetecible para los políticos nuevos o para aquellos que ya no están a gusto con las prácticas partidistas tradicionales.

Denuncia ciudadana

Nos llegó una denuncia desde Cagua, estado Aragua, de un representante indignado por el voto de los jóvenes en las escuelas y los colegios. Nos contó que están obligando a los alumnos a sentarse en una computadora y públicamente «ejercer» el sufragio ante la mirada de los directivos de las instituciones. ?¿Hasta cuándo? El gobierno parece no entender que esto, lejos de favorecerlo en su simpatía, lo aleja de la gente. «Obligado, ni al cielo», dice el dicho. La patria se lleva en el corazón, no en la punta de un látigo.

 

Sobre el autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *