junio 17, 2024

La columna de Alexis López

0

El gobernador Rafael Lacava y el alcalde Julio Fuenmayor fueron los encargados de dar la primera campanada navideña en el municipio Valencia casi al mismo tiempo que lo hacían el resto de los municipios del estado y de todo el país. Lo concurrido del acto de inicio de la navidad celebrado en el puente el Boquete de la parroquia Miguel Peña fue un mensaje claro de los vecinos de apoyo a esta iniciativa y de reconocimiento a quienes la están haciendo posible.

03/10/2022

Este 1ro. de octubre, por iniciativa del presidente Nicolás Maduro, comenzó la navidad en toda Venezuela. Luego de dos años de navidades distintas a como tradicionalmente estábamos acostumbrados a celebrarlas, este 2022 nos plantea la oportunidad de volver con alegría a nuestras tradiciones decembrinas con una mayor flexibilización del entorno familiar y comunitario con el que compartimos, el cual se vio limitado durante nuestras fiestas pasadas por el alto nivel de contagios de Covid-19. Muchos amigos, familiares y conocidos no pudieron llegar a este punto, por lo que el estar aquí y ahora, debe ser motivo de agradecimiento.

El gobernador Rafael Lacava y el alcalde Julio Fuenmayor fueron los encargados de dar la primera campanada navideña en el municipio Valencia casi al mismo tiempo que lo hacían el resto de los municipios del estado y de todo el país. Lo concurrido del acto de inicio de la navidad celebrado en el puente el Boquete de la parroquia Miguel Peña fue un mensaje claro de los vecinos de apoyo a esta iniciativa y de reconocimiento a quienes la están haciendo posible. Celebremos nuestras fiestas con responsabilidad. Aunque en menor escala, el virus todavía existe, está allí presente, así que en la medida de lo posible debemos tratar de seguir protegidos. Y disfrutemos a lo grande estos dos meses de navidad. Nos lo meremos.

En política, dos más dos nunca son 4, se dice mucho por ahí.  Prueba de ello es que desde que comenzó la campaña presidencial en Brasil, e incluso mucho antes, Lula da Silva había liderado las encuestas por un amplio margen de ventaja. Muchos analistas incluso predijeron que se llevaría la presidencia en primera vuelta el día de ayer, pero eso no ocurrió. Como tampoco ocurrió en las pasadas elecciones colombianas donde la mayoría de los sondeos de opinión le daban a Gustavo Petro una amplia victoria sobre su principal contendor en la primera vuelta.

Este primer resultado en absoluto constituye una victoria para Jair Bolsonaro, como ya empezaron a manejarlo a nivel mediático para intentar tergiversar la realidad política de Brasil, tomando en cuenta que Bolsonaro es el actual presidente de la república y quien maneja todos los recursos del estado. Al contrario, es una clara señal de cambio del pueblo brasileño que busca retomar el camino de la dignidad y la justicia. En la segunda vuelta, que deberá realizarse el próximo 30 de octubre, tendrá que decidirse ahora entre el populismo de ultraderecha que promueve la deforestación de la selva amazónica y la izquierda liberadora que busca volver al poder para reivindicar los derechos del pueblo, tan pisoteados durante estos últimos años. En lo a mí respecta, estoy seguro Brasil sabrá decidir.

Las primarias se han convertido en un terrible dolor de cabeza para los dirigentes de los principales partidos de la oposición venezolana ya que no ha sido posible en ninguna de las reuniones previas establecer un consenso mínimo para poder avanzar en la organización de las mismas debido a las diferencias de fondo que existen en el multicolorido sector opositor. En los “intensos” debates que se han venido dando desde hace algún tiempo se encuentran, por un lado, los grupos que todavía tienen duda sobre su participación en unas primarias para elegir un candidato único y optan más bien por una candidata propia nacida del seno de su organización y por el otro, un grupo más sectario que plantea limitar la participación en las mismas a los militantes debidamente inscritos, pero con la participación solo de algunos partidos políticos que llaman “los más importantes”. Además, existe un tercer planteamiento de hacer unas elecciones abiertas a quienes quieran participar, bien sea como elector o como precandidato o precandidata presidencial, incluidos quienes se encuentran en el exterior y los inhabilitados políticamente, algunos de ellos solicitados por las autoridades venezolanas.

La sal que le faltaba a la sopa se la puso Henry Ramos Allup (AD Paralelo) al enviar hace unos días, en medio de la calentura de las reuniones preparatorias para la organización de las primarias, un mensaje público a través de las redes sociales a un grupo que el cogollo de los partidos “mas importantes” llama “Los alacranes”. Ramos Allup, aunque no mencionó nombre alguno, los llamó también apósitos del Partido Socialista Unido de Venezuela, invitándolos a pedirle permiso a “su amo Nicolás” para que los deje participar en las primarias, lo cual terminó de caldear los ánimos. De acuerdo a como están las cosas se ve muy difícil que la oposición pueda ponerse de acuerdo para tener un candidato único para el 2024 que enfrente a un cada vez más fortalecido Nicolás Maduro y menos aun poder organizar unas primarias que según los entendidos están en pico e zamuro.

Hay en la calle una opinión generalizada de que el actual alcalde de Valencia Julio Fuenmayor lo está haciendo bien. Basta una breve tertulia en cualquier esquina de cualquier calle de Valencia para escuchar como la gente, independientemente de las ideas políticas, se refiere positivamente a las cosas que acá se vienen haciendo, lo cual tiene una significación muy importante para nuestra ciudad. Todo el mundo dice que Valencia está teniendo esa cara bonita que tanto necesitaba y que constituía una deuda histórica para nuestro municipio que afortunadamente, para bien de los que aquí vivimos y nuestros visitantes, ya se viene saldando. Y de una gran manera. Bravo por eso.

Y no se trata solamente de una percepción a nivel de los habitantes de Valencia, sino que también el mismo presidente de la república Nicolás Maduro informó en días pasados que se había dado una vuelta con el gobernador Lacava por algunos sectores de la ciudad y le sorprendió lo bonita que estaba, por lo que públicamente envió felicitaciones al alcalde, invitándolo a continuar adelante. Al respecto Lacava también mencionó que Fuenmayor le estaba echando un camión de ganas y que le agradecía todo el apoyo que le estaba dando a través de su gestión, lo cual sin duda solo es posible gracias a la integración de un solo gobierno nacional, regional y municipal. Enhorabuena.

Hasta la próxima. La columna de Alexis López está, por ahora, en www.ciiudadposible.com.ve y www.caraboboesnoticia.com. Mi correo: aralopri@gmail.com

Sobre el autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *