mayo 23, 2024

Alexis López

@aralopri

He escuchado a mucha gente decir estos últimos días, a manera de broma, que más nunca vuelven a comer cochino. Y yo digo, y esto lo digo muy en serio, que a esto hay que prestarle mucha, pero mucha atención .

No se puede aceptar la tragedia como inevitable, salvando nuestra responsabilidad con el argumento simple de que vamos dejar de comer cochino.

No puede ser normal en nuestro país que delincuentes desalmados asesinen personas, las descuarticen y se las lancen a los cochinos para intentar desaparecer toda evidencia.

No puede ser normal que ningún organismo público supervise la tarea de criar cochinos y deje a quienes se dedican a esta actividad hacer lo que le venga en gana con estos animales, sin que haya ningún tipo de informe a las autoridades sanitarias sobre el proceso de alimentación y cría de estos animales que, en la mayoría de los casos, van a la mesa de ciudadanos.

No puede ser normal que donde se crie cochinos haya restos de cadáveres de personas que han sido reportadas como desaparecidas.

Urge una revisión completa de todos los criaderos de cochinos del país, porque de seguro Carlos Lanz y a la doctora Nardy Mora no han sido los únicos que algún desgraciado psicopata ha intentado «desaparecer» de esa manera.

No puede ser normal que dejemos de comer cochinos para salvar nuestra responsabilidad y aceptar como normal abominables hechos.

No.

Sobre el autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *