mayo 23, 2024

La historia del Helicoide de Caracas: La idea fallida de un gran Centro Comercial.

0

por Francisco Brown | @pancho_brown

El Helicoide de la roca Tarpeya iba a ser el centro comercial del momento en Venezuela, durante el gran boom moderno del país y bajo el mandato del Dictador Marco Pérez Jiménez (1948-1958). El Helicoide fue una iniciativa privada del arquitecto Jorge Romero Gutiérrez, junto con dos arquitectos venezolanos-alemanes. Los arquitectos eligieron la roca Tarpeya, en el centro sur de Caracas, y esculpieron el cerro para verter el concreto y darle forma a lo que seria un complejo comercial enorme. Al caer la dictadura de Pérez Jiménez, todo lo construido en esa época fue asociado a su figura, incluyendo el Helicoide.

La gran innovación del Helicoide fueron sus rampas, una ascendente y otra descendente, de cuatro kilómetros y con tiendas a lo largo de ellas. Sin embargo, la roca no permitió que las tiendas tuvieran gran profundidad. Igual de interesante fue el concepto de financiamiento propuesto por el Arquitecto Romero Gutiérrez, porque, además de los préstamos bancarios, se prevendieron los locales a los comerciantes, lo que se convertiría después en un problema, cuando el nuevo gobierno empezara a frenar prestamos. Tras ello, el proyecto entró en litigio con el Estado y los dueños de las tiendas demandaron al proyecto del Helicoide. Se armó tal conflicto legal que incluso Nelson Rockefeller, quien mostró gran interés en comprar el edificio, se tuvo que retractar.

El proyecto fue tan importante en aquella época que se presentó en una exposición del MoMA: Roads, de 1961, centrada en las innovaciones a la infraestructura de carreteras en el mundo. Irónicamente, en esos mismos años la construcción del proyecto se paralizó y quedó abandonado hasta 1975, cuando pasó a manos del Estado y se plantearon varias ideas, desde un centro comercial hasta cultural, pero todos los planes fracasaron.

En 1985 se tomó una decisión que cambiaría la naturaleza del Helicoide, cuando el Gobierno aloja a la Inteligencia Policial de Venezuela en los niveles inferiores. Al Gobierno le interesaba consolidar todas las oficinas de inteligencia en un edificio y la ubicación del Helicoide, muy cerca de la Universidad Central de Venezuela —que era un foco de las mayores confrontaciones políticas— lo hacían ideal para un organismo de este tipo.

Sobre el autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *